La primera equipación del Borussia Mönchengladbach para la nueva temporada ya ha sido revelada. El equipo de fútbol de Girona se mantiene a media tabla de la primera división. El patrón de la camiseta es geométrico y muy sutil, siguiendo la parte superior una especie de zigzag que recuerda a la de 2011/12. Por su parte, la parte inferior de la prenda es a rayas veritcales, como la de la primera equipación. Como en el caso de la Juventus, Kilpin se inspiró en el modelo inglés: una gorra a rayas rojas y negras, y una camiseta de los mismos colores y el escudo del equipo estaría basado en un primer momento en usar el mismo que identificaba a la ciudad de Milán. La camiseta blanca se ha convertido en sinónimo de los Merengues; un color y un enfoque de diseño que apela al sentido de conexión con los aficionados del Real Madrid de todo el mundo. La versión para aficionados está diseñada con la tecnología AEROREADY, que utiliza materiales absorbentes para mantener el sudor a raya. En el interior del cuello se esconde la inscripción “Rot & Weiß ein Leben lang”, que se traduciría a algo como «Una vida en rojo y blanco».

La camiseta de visitante, también tuvo un conato de cambio al ensayar usar varias líneas horizontales de colores rojo y negras en las temporadas del 84 y 85, para después darles un sentido vertical en la temporada del 86, estos diseños volverían a derivarse en las franjas horizontales de color rojo y negro en el pecho de las camisetas. Elegante y simple, el bloque de color predominante de la camiseta local contrasta con el amarillo y azul marino del cuello redondo de punto. El otro evento significativo que marcó esta década, fue la aparición de Silvio Berlusconi, quien compró el Club en 1986, y con el trajo como entrenador a Arrigo Sacchi y al trio de holandeses, Ruud Gullit, Marco Van Basten y Frank Rijkaard, que junto con los italianos Paolo Maldini, Franco Baresi, Alessandro Costacurta y Roberto Donadoni volverían a ganar el campeonato local en 1988 y la Champions League en 1989 y 1990 contra el Steua de Bucarest y el Benfica respectivamente consiguiendo así el apodo de los “inmortales” entre la prensa deportiva de Italia.

Este homenaje es por el gran número de jugadores de esta nacionalidad que forman parte de su plantilla. Destaca el estampado de patrón geométrico tanto en la parte frontal como en los costados. El pantalón corto es blanco con toques dorados tanto en el logo de adidas como en sus tres rayas laterales. El resto de la camiseta es del clásico rojo, mientras que el pantalón es blanco. El escudo y el logo de adidas destacan en rojo en el pecho, mientras que las tres líneas de los hombros son blancas. También son conocidos los anteriores entrenadores del club, como Carlo Ancelotti, ac milan camiseta Fabio Capello y Massimiliano Allegri. La marca ha querido reunir a los miembros del femenino y masculino del Real Madrid, así como al equipo femenino de basket, representantes de los alevines y jugadores de su equipo Genuine que compiten en LaLiga Genuine. Las mangas cortas están rematadas con una franja en azul marino, mismo color que el logo de Nike y el escudo del club. El Bayern de Múnich inicia la temporada 2023/24 con un nuevo uniforme de color blanco con elementos en rojo. El color blanco no aparece en las medias y en el pantalón, dejando así todo el protagonismo al negro y los detalles amarillos.